Lonely Planet, a través de su activa comunidad de viajeros ha realizado una macro encuesta a su comunidad de viajeros españoles a través de su red de Instagram @lonelyplanet_es, sobre  ¿Cual crees que es la mejor playa de España para este verano? La ganadora ha sido Ses Illetes.

16 playas de la península y las islas han sido sometidas a una competición a base de eliminaciones: octavos de final, cuartos de final, semifinales… hasta llegar a la gran final en la que se han disputado la mención como mejor playa de España dos rincones excepcionales de nuestra geografía: una playa muy mediterránea, como Ses Illetes, en Formentera, y otra muy cantábrica como es la Playa de las Catedrales, en Ribadeo, Lugo. En tercera y cuarta posición, los viajeros escogieron las playas de Torimbia (Llanes, Asturias) y la playa de Cofete (Fuerteventura, Canarias)

Se han enfrentado en reñida pugna con otras playas espectaculares, como : la Playa de Rodas (Islas Cíes. Galicia), la Playa del Silencio (Castañeras, Asturias), la Playa de Langre (Cantabria), El Sardinero (Santander, Cantabria), La Concha (San Sebastián, Guipúzcoa), la Cala de Aiguablava (Costa Brava, Girona), la Playa de Riumar (Deltebre, Tarragona), las Calas Macarella y Macarelleta (Menorca), La granadella (Xàbia, Alicante), las Playas de Calblanque (Cartagena, Murcia), la Playa de los Genoveses (Cabo de Gata, Almería) y la Playa de Valdevaqueros (Tarifa, Cádiz).

Las Playas de Ses Illetes y de Llevant, bordean la estrecha y maravillosa península de Es Trucadors, en Formentera, rivalizando con su arena blanca y aguas turquesas con las mejores playas del mundo. En el lado occidental se extiende la playa de Ses Illetes, una cala de ensueño, mientras que en la costa este, a unos pasos, se extiende la playa de Levante. En temporada alta están abarrotadas pero incluso entonces representan la esencia de Formentera. Fuera de ese período se puede disfrutar de un entorno único, casi en soledad. Frente a estas playas, las dos pequeñas illetes (islotes), Pouet y Rodona, que dan nombre a la playa, o a un paso, el Molí de Sal, al sur, un antiguo molino de viento que hoy alberga uno de los mejores restaurantes de marisco de Formentera.