Riu Palace Tenerife, Tenerife.

Tras el parón turístico internacional causado por el COVID-19, RIU Hotels retoma gradualmente su actividad. En España, la cadena ha programado la apertura de 15 hoteles en todos los destinos en los que está presente que son: Madrid, Mallorca, Formentera, Cádiz, Málaga, Gran Canaria, Tenerife, Fuerteventura y Lanzarote. Las aperturas se producirán entre el lunes día 15 de junio y la primera semana de julio. RIU cuenta con estrictos protocolos de seguridad e higiene para velar por la salud de sus huéspedes y empleados, y confía en que los clientes optarán por disfrutar de nuevo de sus vacaciones veraniegas en sus destinos de preferencia.

Los primeros hoteles españoles en abrir han sido los mallorquines Riu Bravo y Riu Concordia, situados en la Playa de Palma, Mallorca. Lo hacen de la mano del Govern Balear y de su socio TUI para desarrollar la Prueba de turismo seguro en la isla que se inició el 15 de junio. El mismo día abrió también el Riu Plaza España en el centro de la capital madrileña.

En Canarias, el primero en recibir de nuevo a sus huéspedes es el Riu Gran Canaria, situado en el sur de la isla. Reabre el día 19 de junio, fecha en la que también lo hacen dos de sus hoteles de Andalucía: el Riu Chiclana y el Riu Costa del Sol; así como el hotel Riu La Mola situado en la Playa de Migjorn de Formentera.

El día 26 de junio se suman los hoteles Riu Palace Meloneras y Riu Palace Tres Islas, situados en Gran Canaria y Fuerteventura respectivamente; mientras que el 1 de julio están previstas las reaperturas del hotel Riu Calypso, también en Fuerteventura, y del Riu Paraiso Lanzarote. Al día siguiente se recupera la operación en Tenerife, con la apertura del Riu Palace Tenerife, y poco después abrirán también el Riu Palace Palmeras (Gran Canaria), Riu Arecas (Tenerife) y Riu Nautilus (Torremolinos).

De esta forma, la cadena RIU vuelve a ofrecer a sus clientes nacionales e internacionales todos sus destinos españoles con la apertura de al menos un hotel en cada uno de ellos. Además, la cadena ha retomado la actividad en un total de 15 países más, con hoteles ya abiertos o a punto de abrir en: Alemania, México, Estados Unidos, Bulgaria, Portugal, Irlanda, Jamaica, Costa Rica, Aruba, República Dominicana, Bahamas, Marruecos, Zanzíbar y Sri Lanka.

Todos los hoteles que reabren, siguen estrictamente los 17 protocolos de seguridad recogidos en el Manual RIU para el hotel Post-COVID. Esta guía creada por la cadena en colaboración con la consultora Preverisk, ofrece las máximas garantías posibles de seguridad y salud para clientes y colaboradores.

Asimismo, RIU ha creado un programa de formación específica para que sus colaboradores apliquen estos nuevos protocolos. Las medidas son meticulosas y estrictas, partiendo de la limitación de la ocupación de los hoteles a un 50% o 60%, salvo normativa legal más restrictiva, para ofrecer el máximo de tranquilidad y seguridad a usuarios y empleados, y se irán relajando en la medida que las autoridades sanitarias dicten nuevas normas.