A partir del 8 de junio de 2020, los viajes serán de nuevo permitidos parcialmente. La ciudad belga de Gante, en Flandes, utiliza más de un millón y medio de euros para restaurar el turismo en Gante a un nivel saludable. La ciudad y el sector turístico navegarán juntos por un nuevo rumbo: el turismo después del coronavirus será local y sostenible, con un enfoque en la distribución en el tiempo y el espacio.

El plan de reinicio consta de tres partes. Las campañas de comunicación pondrán en el mapa las ventajas únicas de Gante. El énfasis está en el turismo residencial y en la singularidad de Gante. En segundo lugar, la ciudad de Gante trabaja con empresarios locales para desarrollar una oferta turística renovada. Esto será a prueba del coronavirus y adaptado a grupos específicos que conscientemente eligen Gante. Tercero, la ciudad de Gante apoyará a los organizadores de congresos y reuniones en Gante.

En los museos, en las llamadas “casas históricas” y en las tiendas, se han tomado ciertas medidas de seguridad, ¡pero los dueños han vuelto a abrir sus puertas! Afortunadamente, Gante también dispone de muchas áreas para caminarse y para andar en bicicleta. ¡Date cuenta de todo lo que hay para hacer en nuestra ciudad!

En interés de la salud pública, el Gobierno belga tomó una serie de medidas adicionales el 13 de marzo para frenar la propagación del coronavirus/ COVID-19.

Estas medidas se relajarán sistemáticamente a partir del 4 de mayo. Más información se puede encontrar aquí.