Túnez ha implementado una política sanitaria que le ha clasificado en la lista de los mejores países del mundo en la gestión de la crisis del coronavirus COVID-19, por su eficacia, anticipación y seguridad.

Desde el 5 de mayo no se ha registrado ningún deceso y la tasa de mortalidad es una de las más bajas del mundo (con 4 fallecimientos por 1 millón de habitantes hasta el 3 de junio). El contagio, además, ha sido muy limitado, ya que solo ha alcanzado a 1.087 personas de los 11 millones de habitantes en el país.

Debido a su excelente porcentaje de recuperación, a la atención médica eficaz a todos los hospitalizados y a las medidas sanitarias rigurosas que ha implementado, Túnez está preparado para la reanudación de la actividad turística a nivel internacional.

Entre las medidas y éxitos sanitarios que ha llevado a cabo en los últimos meses, destacan las siguientes:

– La puesta en marcha de una estrategia de confinamiento a los viajeros permitió evitar, como mínimo, unas 25.000 contaminaciones.

– Las investigaciones genéticas en el Laboratorio Charles Nicolle de Túnez capital y la asignación de un equipo especializado en la investigación de una vacuna.

– Túnez recurrió también a las tecnologías modernas para garantizar la seguridad de sus ciudadanos: robots para vigilar las calles, drones equipados de micros y de cámaras térmicas, la desinfección recurrente porUV, laboratorios móviles para extraer muestras y analizarlas en lugares remotos y entiempo reducido.

Continuando su notable avance, Túnez está listo para recibir, con total seguridad, a sus visitantes. Por este motivo y, con el objetivo de tranquilizar a los viajeros y de prepararse para la recuperación, el Ministerio de Turismo de Túnez ha creado un protocolo “Ready & Safe” o “Listo y Seguro”.

Este protocolo es de obligado cumplimiento para todos los actores del turismo en Túnez y será conforme con las recomendaciones de la OMS. Estas medidas serán seguidas y aplicadas por todos con el objetivo de garantizar la higiene y la limpieza preventiva y controlar el coronavirus COVID-19 para asegurar la salud y la seguridad de los turistas.

En este contexto de reanudación turística a nivel internacional, Túnez entra en su última etapa del plan de desconfinamiento este 4 de junio, en la que restaurantes, cafeterías y establecimientos hoteleros abrirán de nuevo al público al 50% y en la que se permite la movilidad entre provincias. Asimismo, ha anunciado la reapertura de sus fronteras a partir del 27 de junio. La modalidad de admisión de los viajeros en el país se hará mediante presentación de la prueba COVID-19 efectuada en el país de procedencia –el gobierno tunecino informará próximamente de más detalles al respecto–.

Será un motivo adicional para visitar Túnez. Su maravilloso clima, su deliciosa gastronomía, sus bellas regiones y playas, sus hermosos hoteles y restaurantes, están listos con todas las precauciones necesarias, preparados y seguros para hacer de la estancia de un turista, una vez más, una experiencia única, relajante y serena.