Cierra los ojos… Siente el viento y su corriente… Extiende los brazos y álzate como un ave para disfrutar de una ciudad mágica… Ferrol a vista de pájaro.