Es la ciudad que vio nacer a Carlos Gardel y en la que trabajó como piloto Antoine de Saint-Exupéry. A Toulouse también le gusta el street art y su nombre va ligado al azul pastel y a innovadores proyectos, como Hyperloop TT.

La cúpula de la Grave

La capilla de la Grave se construyó en el siglo XVII en un banco de grava depositado por el río Garona, de ahí su nombre, y actualmente está cerrada por obras: está siendo restaurada para convertirla en una sala de exposiciones. Formaba parte del Hospital de la Grave, construido en el siglo XII para alojar a los enfermos de la peste.

MUY TOP: Es uno de los edificios de Toulouse mas fotografiado y su cúpula de bronce, una de las imágenes más compartidas en Instagram, tanto de día como de noche. De hecho, forma parte del top 5 de Toulouse para hacerse un selfie.

La violeta

Toulouse huele y sabe a violeta. Cultivada en la ciudad desde 1854, estuvo a punto de desaparecer un siglo después. Recuperado su cultivo, sigue siendo uno de los emblemas de Toulouse. En febrero protagoniza la Fiesta de la Violeta y tiene su particular paraíso en La Maison de la Violette, una embarcación amarrada en el Canal du Midi.

UN SOUVENIR: En todas las confiterías de Toulouse se venden violetas cristalizadas.

Antoine de Saint-Exupéry

En 1926, Antoine de Saint-Exupéry fue contratado por las líneas de la compañía Latécoère para llevar el correo hasta África. Se cree que escribió su obra más famosa, El Principito, inspirándose en un hecho real, cuando su avión se aver en el desierto.

UNA EXPOSICIÓN: L’Envol des Pionniers prepara una sobre su figura para este otoño.

Carlos Gardel

En diciembre de 1890 nacía en Toulouse Charles Romuald Gardes, más conocido como Carlos Gardel. En su recuerdo y también por la epopeya de la Aéropostale, que llegó desde Toulouse a Argentina, se celebra el festival Tangopostale.

UN DATO: El festival alcanza este año su edición número 12 (se celebra desde 2009).

El pastel

El glasto, pastel o Isatis tinctoria se conoce desde la antigüedad. Su época de esplendor fue el Renacimiento. Moliendo las hojas secas de esta flor amarilla se obtenía un pigmento azul que utilizaban los reyes de Francia y que se cultivó a escala preindustrial en Toulouse, Albi y Carcasona, hasta que la llegada del añil arruinó este comercio.

EL LEGADO: La actividad económica fue extraordinaria y muchos comerciantes construyeron en Toulouse magníficos palacetes renacentistas.

Hyperloop TT

Animada por la vocación científica, innovadora y tecnológica de Toulouse, por sus centros de investigación y su dinamismo, la empresa Hyperloop TT, que desarrolla el tren supersónico del futuro, instaló su sede europea en Toulouse en 2017.

UNA CIFRA: El proyecto contempla que en el futuro se pueda viajar a una velocidad superior a 1.000 km/h.

Street art

Toulouse está considerada una de las capitales del street art en Francia. En el jardín de Embarthe puede verse todavía el grafiti más antiguo y en la calle de Gramat hay grafitis en toda su longitud desde hace diez años. En 2019, acogió la bienal Rose Béton: la ocasión perfecta para dar más color a los muros de la ciudad.

UNA VISITA GUIADA: Para conocer los orígenes, los códigos y las mejores obras de este arte urbano, la Oficina de Turismo organiza la visita guiada Graff Tour.