Heritage Malta, la principal institución cultural del país, abre las puertas de los principales puntos de interés culturales.

Muchas han sido las civilizaciones que han pasado por Malta a lo largo de la historia. Desde fenicios hasta árabes, pasando por italianos, franceses o españoles, todos ellos han dejado su huella en el archipiélago. Por ello, sus museos recogen esta impronta para ofrecérsela al público y dar a conocer la extensa historia de las islas maltesas.

Ante la crisis mundial provocada por el Covid-19, la agencia nacional de museos, conservación y patrimonio cultural de Malta, Heritage Malta, ha puesto en marcha varias iniciativas que incluyen el acceso a museos y otros lugares nacionales destacados que actualmente se encuentran cerrados.

Estas propuestas persiguen animar al público a viajar desde casa y que puedan apreciar el valor de los lugares que han sido reconocidos como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en Malta, así como ayudar a que toda esta situación llegue a su fin lo antes posible.

Una de estos proyectos pasa por la colaboración entre Heritage Malta y Google, dando la oportunidad a los usuarios de visitar algunos de los lugares más destacados con los que cuenta la organización a través de la plataforma Google Arts & Culture. Estas visitas virtuales sumergirán al espectador en el solemne entorno del Hipogeo Hal Saflieni o lo acompañarán por los exquisitos y coloridos suelos de mosaico de la Domus Romana.

El Museo Nacional de Arqueología, situado en el Auberge de Provence, también ofrece una visita virtual de la mano de la organización. La colección que exhibe consta de diferentes artefactos encontrados en las islas que datan del Neolítico (5000 a.C) hasta el periodo fenicio (400 a.C). En la galería se pueden encontrar numerosas herramientas, cerámicas y figuras, entre las que se encuentra la famosa Sleeping Lady.

Para encontrar información relativa a la historia de Malta dentro del Mediterráneo, la visita virtual por el Museo Marítimo permite descubrir una gran cantidad de modelos de barcos y artefactos históricos. Y el Museo Nacional de Guerra, situado en el Fuerte St. Elmo, trasladará al visitante a tiempos de la Segunda Guerra Mundial. Esta fortaleza del siglo XVI ha sido completamente restaurada y abierta al público para exhibir multitud de uniformes, armas, vehículos y condecoraciones.

Todo el que quiera puede disfrutar de los encantos de los museos más destacados de Malta sin moverse del sofá y algunos de lugares prehistóricos que han sobrevivido a las adversidades durante miles de años.