Emirates ha anunciado sus planes para operar servicios de vuelos regulares a partir del 21 de mayo a y desde Madrid y 8 destinos más: Londres Heathrow Frankfurt, París, Milán, Chicago, Toronto, Sídney y Melbourne.

*La aerolínea también ofrecerá conexiones en Dubái para los clientes que viajen entre el Reino Unido y Australia.

En el caso de Madrid, Emirates operará a partir del 22 de mayo tres veces por semana: miércoles, viernes y domingo. La ruta se servirá con el Boeing 777-300ER en configuración de dos clases (Economy y Business Class).

Los pasajeros solo serán aceptados en estos vuelos si cumplen con los requisitos de elegibilidad y los criterios de entrada de sus países de destino. Esto incluye una aprobación de la Autoridad Federal de Identificación y Ciudadanía (ICA) para los residentes de los Emiratos Árabes Unidos que deseen regresar a Dubái.

Adel Al Redha, Director de Operaciones de Emirates, dijo: «Nos complace reanudar los servicios regulares de pasajeros a estos destinos, ofreciendo más opciones para que los clientes viajen desde los EAU a estas ciudades, y también entre el Reino Unido y Australia. Estamos trabajando estrechamente con las autoridades para planificar la reanudación de las operaciones a más destinos. Hemos aplicado medidas adicionales en el aeropuerto, en coordinación con las autoridades pertinentes, en lo que respecta al distanciamiento social y el saneamiento. La seguridad y el bienestar de nuestros empleados, clientes y comunidadessiguen siendo nuestra principal prioridad.«

Dubai, Emiratos. ©Trip Advisor

Vuelos de repatriación

Además de los servicios programados, Emirates también seguirá colaborando estrechamente con las embajadas y los consulados para facilitar los vuelos de repatriación de los visitantes y residentes que deseen regresar a sus hogares. Esta semana, la aerolínea tiene previsto operar vuelos de Dubái a Tokio Narita (15 de mayo), Conakry (16 de mayo) y Dakar (16 de mayo)*.

Salud y seguridad en Emirates

La seguridad y el bienestar de los pasajeros y los empleados es la principal prioridad deEmirates. En preparación para la reanudación de los servicios de vuelos, la aerolínea ya ha implementado y reforzado varias medidas de precaución durante el viaje de los clientes.

En el aeropuerto internacional de Dubái, los clientes y empleados tendrán que comprobar su temperatura mediante escáneres térmicos. Se han instalado barreras protectoras en los mostradores de facturación para proporcionar una seguridad adicional durante la interacción. Los guantes y las mascarillas son de uso obligado para todos los clientes y empleados del aeropuerto. Además, el personal de cabina, los agentes de embarque y el personal de tierra de Emirates que interactúan directamente con los viajeros, se pondrán equipo de protección personal (PPE), que incluye una bata desechable de protección y una visera de seguridad.

También se aplicarán protocolos de distanciamiento social. En el aeropuerto esto incluye la colocación de indicadores físicos en tierra y en las zonas de espera del aeropuerto para garantizar que los viajeros mantengan una distancia segura.

Por razones de salud y seguridad y para minimizar la interacción a bordo, Emirates ofrecerá un servicio modificado que se centra en reducir el contacto y el riesgo de infección. Las revistas y el material de lectura impreso no estarán disponibles durante este tiempo. El equipaje de cabina debe ser facturado y los clientes solo podrán llevar a bordo artículos esenciales como un ordenador portátil, un bolso de mano, un maletín o artículos para bebés.

Emirates ha iniciado un riguroso programa de seguridad para garantizar que las cabinas de los aviones permanezcan limpias e higienizadas. Las modernas cabinas de los aviones han sido equipadas con filtros de aire HEPA avanzados, que eliminan el 99,97% de los virus y eliminan el polvo, los alérgenos y los gérmenes del aire de la cabina, para que el entorno a bordo sea más saludable y seguro. Después de cada vuelo y al aterrizar en Dubái, cada avión pasará por procesos de limpieza y desinfección mejorados para garantizar la seguridad y el saneamiento adecuado.