Alentejo ofrece razones de peso para viajar allí en 2019

Por segundo año consecutivo, Portugal ha sido nombrado como “Mejor destino turístico del mundo” por los World Travel Awards 2018, galardones que reconocen la excelencia de todos los sectores clave de la industria del turismo. Y es que el país vecino guarda muchos tesoros, y uno de ellos es la región del Alentejo.

Esta región portuguesa, ubicada al sur del país, ofrece un gran número de planes y opciones para todos los gustos que permiten disfrutar de cada uno de sus rincones. Se trata del destino perfecto para los amantes de la naturaleza, la aventura, la cultura y la gastronomía, y destaca por la belleza de sus paisajes y su patrimonio histórico y cultural.

Una de las razones a la hora de escoger Alentejo como destino es su gran riqueza natural. En la zona de la costa está ubicado el Parque Natural del Suroeste Alentejano, un enclave marcado por impresionantes acantilados y hogar de varias especies de fauna y flora. Sus playas, que están entre las mejores del país, son ideales para los aficionados al surf. Por su parte, en el interior, el embalse de Alqueva, el lago artificial más grande de Europa occidental es uno de los lugares más frecuentados por quienes buscan actividades náuticas.

La gastronomía es otro de los atractivos de esta zona. Los visitantes podrán degustar deliciosas calderetas y platos típicos a base de cordero, cerdo y mariscos. Asimismo, el enoturismo es una apuesta segura. Recorridos por las bodegas más representativas en cualquier época del año, como Lagar de Oliveira da Serra o Adega Mayor, sorprenderán a los visitantes con los mejores vinos de la región.

En cuanto a cultura, Évora es un lugar imprescindible para conocer y punto de partida perfecto para conocer la región. Catalogada como Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1986, destaca por su patrimonio arquitectónico y artístico, encontrando construcciones desde el romano hasta el neoclásico, pasando también por el gótico, el manuelino, el renacimiento y el barroco, siendo de visita obligada la Catedral de Santa María, la Iglesia de San Francisco y la Capilla de los Huesos, el Palacio D. Manuel, la Ermita de San Blas, la ventana manuelina de la casa de Garcia de Resende y la Plaza de Giraldo, entre otros.

Vale la pena también visitar las ciudades de Alcácer do Sal y Marvao. La primera es una de las ciudades más antiguas de Europa, fundada por los fenicios antes del año 1000 a. C. Marvao, por su parte, es un pueblo medieval fortificado que conserva de forma intacta su esencia árabe, y que también es muy conocido por su festival internacional de música clásica.

Pero Alentejo también tiene opciones y actividades para los viajeros más aventureros. Desde hacer un paseo en globo, pescar, hacer trekking o windsurf, se pueden encontrar un sinfín de planes. Para quienes les guste el senderismo, la Ruta Vicentina es perfecta. Con 340 kilómetros de longitud e increíbles paisajes, este camino transcurre por una de las zonas costeras más hermosas y mejor conservadas de Europa. Está compuesta por 12 etapas, que atraviesan pueblos y aldeas históricos, lugares arqueológicos emblemáticos y zonas forestales.

Más información en: www.visitalentejo.pt/es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
Para comprobar que no eres un robot escribe la palabra que aparece a continuación. Click sobre la imagen para escucharla.
Anti-spam image

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.