El castillo medieval de Íscar que esconde una cervecera artesanal en su interior

Castillo de Íscar, en Valladolid.
Castillo de Íscar, en Valladolid.

En el pueblo de Íscar vigila desde lo alto su imponente castillo y en su interior se encuentra una cervecería artesana.

Su olor y gusto son su mejor carta de presentación. También su color, en ocasiones virando a amarillo, otras a negro o a rojo, y cómo no, su espuma blanca producto de la fermentación alcohólica de los cereales. Hablo, sin intención de redactar un slogan publicitario, de la cerveza. Pero en esta ocasión de una cerveza artesana elaborada en el interior de un castillo medieval, en mitad de la vieja Castilla, en el taurino pueblo de Íscar, en la provincia de Valladolid. Una combinación que al menos resulta curiosa.

Es una realidad que en España cada año más personas se aficionan a este líquido y es por eso que en 2016, el sector creció un 3% más que en el ejercicio anterior, elevándose el consumo per cápita a los 46,4 litros, según los datos que ofrece Cerveceros de España. La cerveza es una bebida con fuerte arraigo en España y su consumo no deja de crecer. A las compañías cerveceras tradicionales se han sumado en los últimos años nuevas cerveceras repartidas por toda la geografía española y a cierre de 2016, había 483 inscritas en el Registro Sanitario.

En el caso de la cerveza artesana, este pequeño tesoro se ha puesto de moda en nuestro país en el último lustro y con grandes espectativas.

castillo-iscar-cervecera-artesana-la-loca-juana-27

La cerveza es uno de los fermentados más antiguos de la historia de la humanidad y como tal se ha consumido a través de los siglos. En la historia, la Edad Media tiene un lugar destacado por diversos motivos y más aún en Castilla y León, una tierra plagada de este tipo de edificaciones defensivas. Entre todos ellos hay uno que destaca por una diferencia. El de la localidad castellana de Íscar, donde una pequeña cervecera artesana se emplaza desde el año 2011 en su amplio Patio de Armas.

En cuanto al pueblo y su elevado castillo, la primera mención escrita de Íscar data del año 939, cuando se relata el paso de las tropas de Abderramán III para destruir los primeros asentamientos cristianos al sur del Duero. El actual castillo, recientemente restaurado por el Ayuntamiento, se alza sobre las ruinas de anteriores fortalezas y ofrece una vistas magníficas de la Tierra de Pinares.

castillo-iscar-cervecera-artesana-la-loca-juana-25

Nada más entrar, en su amplio Patio de Armas se atisba, a lo lejos, una construcción moderna que destaca entre la vieja y restaurada piedra de los muros. Una pequeña cervecera artesana, con una limitada pero cuidada producción de cerveza, que en el interior de sus coquetas instalaciones se mezclan maltas, lúpulos, ordenadores portátiles, una cadena de envasado o etiquetas preparadas para ser pegadas en cada botella que se produce. Un lugar que consigue entremezclar la historia, el arte y la cerveza en un sólo lugar y su nombre de marca que lo dice todo, La Juana Loca. Homenaje al antepasado glorioso y vuelta a los orígenes.

 

castillo-iscar-cervecera-artesana-la-loca-juana-3
El exterior de la fábrica de cerveza artesana La Loca Juana.
castillo-iscar-cervecera-artesana-la-loca-juana-9
El interior de la fábrica de cerveza artesana La Loca Juana.
El interior de la fábrica de cerveza artesana La Loca Juana.
El interior de la fábrica de cerveza artesana La Loca Juana.
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
Para comprobar que no eres un robot escribe la palabra que aparece a continuación. Click sobre la imagen para escucharla.
Anti-spam image