#techYdestino corona a los millennials como el sector de clientes más codiciado

_TOL0254La jornada del viernes 20 en FiturtechY, evento organizado por el Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), sirvió para cerrar muchos cabos sueltos y plantear nuevas preguntas sobre el futuro de la industria y su necesidad de innovación.

El espacio #techYdestino dedicó su última jornada al Marketing Multicanal como estrategia ante el nuevo viajero. El plato estrella de la mañana fue sin duda la mesa redonda dedicada a las nuevas tendencias en la promoción de destinos turísticos moderada por Lola Buendía, responsable de identidad digital de Hosteltur. En ella tuvieron cabida tanto organismos públicos, mixtos y privados, como nacionales e internacionales, siendo no todos los ponentes responsables de las estrategias turísticas de un destino.

Este fue el caso de Raúl Jiménez, fundador y CEO de Minube, la mayor plataforma digital de viajeros en España, que profundizó acerca de la creciente importancia de la tecnología a la hora de decidir un destino. Y es que en su intervención señaló la oportunidad que estas nuevas herramientas dan a los destinos para conocer más a cada cliente, ya que “no hay dos viajeros iguales”. De este modo, el big data les permitirá “llegar a las distintas tribus de origen” y  evaluar su oferta para reajustarla a los intereses de sus potenciales visitantes.

En cuanto a la inexorable cuestión de la política de datos y de cómo compartirlos, desde Minube lo tienen claro: “Nos gustaría trabajar más con la administración pública y llegar a abrir nuestros datos a los distintos gobiernos y destinos para que puedan adoptar decisiones estratégicas más precisas”, afirmó su CEO. Aun así, este diálogo sigue siendo insuficiente, pero mayor al que había en 2008, cuando era “mínimo”. Preguntado por el mayor problema en la actualidad, Jiménez señala como el más acuciante la dificultad de encontrar talentos que estén formados para analizar el big data. Sin embargo, está seguro que esta piedra en el camino no impedirá que la industria de la investigación de la oferta se reforme y avance.

Leire Bilbao, gerente de la Fundación Turismo Benidorm, explicó todas las actividades e iniciativas digitales que se han llevado a cabo desde la entidad pública-privada para intentar lograr que la ciudad se convierta en el primer municipio certificado como destino turístico inteligente. Para conseguirlo, se crearon perfiles en redes sociales menos visibles como Periscope y Snapchat y aprovecharon el fenómeno de Pokemon Go, consiguiendo ser la única oficina de turismo con ‘Poke-Gimnasio’ y realizando ‘Pokerutas’ a través de sus calles. Todo con el objetivo de “tener más visibilidad, ofrecer experiencias diferentes y captar un nuevo perfil de turista, más juvenil”.

Desmarcarse de ese “sello maduro, de sol, playa y ofertas sólo para personas longevas” es una de las metas que buscan desde la fundación. Para ello, están trabajando con influencers y bloggers que llegan de forma directa a los millennials. Además se intenta deslocalizar la oferta, poniendo en marcha aplicaciones que ayuden a los visitantes a visitar zonas de la región que desconocen. Sobre el big data y su manejo, desveló que antes tenían “datos muy estáticos”, sobre todo de la nacionalidad de los turistas y de las grandes zonas de compra, pero que están trabajando en una nueva herramienta que se presentara este año. Gracias a ella, podrán ver las tendencias a tiempo real de lo que se comenta de Benidorm, otorgándoles “una ventaja competitiva” impagable.

Sobre la importancia de los millennials como principal sector de clientes, también habló Eugenia Fierros, directora de la Oficina de Turismo de Noruega. Les interesan mucho “porque son clientes suscriptores, ya que de alguna forma hacen campaña por el destino” al compartir todas sus experiencias del viaje en las redes sociales. Para seducirles, llevaron una campaña destinada a ellos enteramente de forma online, “dependiendo mucho de influencers”, que ha sido todo un éxito.

Acerca del manejo masivo de datos, Fierros señaló que “el big data es esencial para conocer los deseos de los turistas y las ofertas que quieren”, además de dar la posibilidad de “mejorar la oferta de los destinos”. Ellos los recogen y analizan de su página web y de sus perfiles en redes sociales, segmentando la información no sólo por género o renta, sino también por “nuevas formas”. Esto les brinda la posibilidad de aplicar una publicidad programática que les permite tomar de forma más rápida estrategias a nivel de marketing, de productos y de gestión.

La intervención más internacional de la mesa redonda la dio María Soledad Acosta, directora de promoción de turismo de PROMPERU, que deleitó a los presentes con la estrategia que se llevó a cabo en 2012 para impulsar el turismo nacional dentro de  Perú. Con “Y tú, ¿qué planes?” buscaron “hacer una campaña para convertir el viajar en un hábito”, desarrollando una plataforma web -dentro de un plan 360º- que consiguió agrupar a todas las ofertas de los turoperadores, así como dar visibilidad a los destinos. De esta forma “ganaron los usuarios” a la vez que les “permitió optimizar los datos” y conseguir un gran impacto económico en el sector.

Todo este nuevo big data y su posterior análisis les ha permitido no sólo observar qué clientes responden mejor a las nuevas iniciativas, sino también descubrir nuevos segmentos, como el de las mujeres que viajan solas. Además les permite modular la oferta según la temporada del año, el canal de promoción y la edad del turista. Sobre los posibles problemas que surgen para recoger datos, Acosta lo tuvo claro: “la mayor dificultad es pasar de competir a compartir y eso sólo se consigue a través de la confianza”. Además también señaló que es necesario dimensionar la información del destino, ya que “puede llegar a agobiar y a hacer perder el tiempo al posible cliente”.

El último participante que integró el debate fue Alejandro Barredo, director de Extremadura.com que explicó el proyecto colaborativo que realizaron junto a 50 empresarios para dar a conocer la comunidad autónoma a Gilbert & Gaillard, un prestigioso medio de comunicación francés especializado en enoturismo. Para ello decidieron que los empresarios fueran los que dispusieran qué mostrar a los dos reporteros que se trasladaron a tierras extremeñas. “Nosotros sólo preparamos el estado de ánimo de aquellas personas, a través de la vitalidad y la exaltación de emociones”, recordó Barredo mientras relataba la multitud de evento que se llevaron a cabo. Y es que para él, “el big data o las plataformas web no sirven de nada si las personas que gestionan los destinos no tienen pasión, ya es esa sensación de amateur lo que saca de la profesionalidad y aumenta la autenticidad de la promoción”

Sobre el uso de los datos masivos, el director de Extremadura.com reveló que ellos no profundizan tanto a la hora de analizarlos. Defendió la idea de que primero hay que saber qué se vende para después diseñar la oferta y ver el tipo de clientes al que dirigirse. Según él, “si nos fijamos en los detalles del small data, entenderemos mejor el big data”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
Para comprobar que no eres un robot escribe la palabra que aparece a continuación. Click sobre la imagen para escucharla.
Anti-spam image

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.