¿Es posible esquiar en verano? en Chile sí

ski-esquiarEl esquí deporte de invierno por excelencia. El paraíso blanco donde el frescor del ambiente y la luminosidad de la nieve hacen de los parajes de esquí un entorno incomparable.

Cada vez son más los amantes de esta práctica, que encuentra en los meses fríos su momento álgido, pero ¿es posible esquiar durante el verano? Chile, territorio de contrastes, que garantiza una experiencia llena de emociones, cuenta con múltiples centros de esquí en los que se puede disfrutar de este deporte desde junio a septiembre aproximadamente.

Para aquellos que aman la vida urbanita y que, por tanto, quieran alojarse en la ciudad de Santiago, Farellones, a pocos kilómetros y en pleno monte andino, ofrece un paisaje sin igual con montañas que se funden con el infinito. Allí se pueden explorar sus tres buques insignia del esquí: La Parva, Colorado y Valle Nevado.

Quienes disfrutan con los buenos paisajes pueden deleitarse con las vistas del valle de Santiago desde el centro de La Parva y sentir el riesgo en los profundos terrenos fuera de pista. Esquiar entre unas de las mejores nieves en polvo del mundo es posible en las pistas de El Colorado, destino en el que, además, la diversión en grupo está asegurada en los parques de obstáculos de Sunset y Valle Olímpico. En Valle Nevado es fácil dejarse embaucar por la inmensidad de sus montañas, que cuentan con el área esquiable más grande del hemisferio sur.

Portillo: para los más aventureros

Las pronunciadas pendientes chilenas de Portillo, el centro de esquí más antiguo de América del Sur, no dejarán indiferente a los deportistas más intrépidos que buscan un extra de aventura. En pleno cruce de Los Andes hacia Argentina, a 164 kilómetros de Santiago, este destino de abundante nieve, donde practican y entrenan los campeones olímpicos, permite probar todo tipo de giros y piruetas. Además, cuenta con una relajante piscina templada desde la que se pueden apreciar espectaculares puestas de sol con la cordillera andina como escenario.

Esquiando entre cráteres y volcanes

Si hay un territorio en el mundo con una amplia propuesta de destinos volcánicos de esquí, ese lugar es Chile. Descubre la naturaleza en su estado más puro en el centro de esquí de Corralco, una montaña con 500 hectáreas íntegramente dedicadas a esta práctica deportiva, para principiantes y avanzados, con vistas al majestuoso volcán Lonquimay.

No menos atractivas son las pistas que ofrece Pucón y las laderas del volcán Villarrica, que cuenta con su propio Parque Nacional con todas las especies autóctonas que conviven entre los lagos y cráteres chilenos. Por su parte, Nevados de Chillán, con un paisaje de aguas termales dominado por cráteres, ofrece laderas cargadas de gran belleza entre bosques andinos, con las pistas de esquí más extensas y variadas del mundo.

Las Araucarias y Antillanca completan el amplio abanico de blancos territorios volcánicos aptos para esquiar en Chile. A 80 kilómetros de Temuco se ubican Las Araucarias, un lugar de inolvidables pistas rodeadas de lagunas de agua cristalina, coronadas por el volcán Llaima. La joya del sol, Antillanca, con 512 hectáreas de laderas de cráteres nevadas, invita a experimentar el esquí outdoor, haciendotrekking por sus cuevas y escalando rocas milenarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
Para comprobar que no eres un robot escribe la palabra que aparece a continuación. Click sobre la imagen para escucharla.
Anti-spam image

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.