El Castillo de la Atalaya, protagonista de la Semana Santa en Villena

El castillo de la Atalaya
El castillo de la Atalaya

La ciudad de Villena ha organizado un programa de actos religiosos muy completo para esta Semana Santa, que bien puede combinarse con el turismo por sus espacios más atractivos.

La Semana Santa de Villena cuenta con más de 150 años de historia, en los que se unen la celebración, el recogimiento, el colorido y la devoción. Las calles de esta ciudad alicantina se llenarán de procesiones y actos religiosos durante estos días para el disfrute de locales y visitantes bajo el amparo de su atractivo de referencia: el Castillo de la Atalaya. Además de vivir y experimentar estas jornadas que componen el intenso programa, se descubrirá la magia que inunda la localidad, que mostrará sus monumentos más importantes, sus espacios más seductores y una gastronomía de altura para hacer del plan una propuesta completa.

La Semana Santa villenense da comienzo el 18 de marzo, Viernes de Dolores, con la Hermandad del Santísimo Cristo de la Luz y Jesús Rescatado a las 19.00 horas en la capilla del convento de las Hermanas Trinitarias. Allí se oficiará la clásica Santa Misa en honor al Santo. La procesión, de la mano de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Amor en su Prendimiento y María Santísima de la Esperanza, se iniciará en la Iglesia de Santa María a las 20.30 horas.

Posteriormente, a las 21.00 horas, cornetas y tambores de diversas cofradías resonarán en la Plaza de Santiago, donde se realizará La Busca del Señor y tras ella, la Trompeta de los Nazarenos. Finalizará el día con el Vía Crucis Interparroquial desde la Parroquia de Santiago a las 22.00 horas.

El Sábado de Dolores, 19 de marzo, la violinista Alba María Ugeda Ribera interpretará el III Concierto de Semana Santa con música sacra a las 19.00 horas en la capilla del convento de las monjas Trinitarias por la Hermandad del Santísimo Cristo de la Luz y Jesús Rescatado. Los costaleros de la Cofradía Nuestra Señora de los Dolores comenzarán la procesión de homónimo nombre a las 21.30 horas desde la Parroquia de Santiago.

El día 20 es Domingo de Ramos y se iniciará la jornada a las 11.00 horas con la bendición de Las Palmas en la ermita de San José y las posteriores procesión La Borrica y Santa Misa en la Parroquia de Santa María. Por la tarde, comenzará la Estación de Penitencia de las imágenes de Nuestro Padre Jesús del Amor en su prendimiento y de María Santísima de la Esperanza, portada a costal y en acompañamiento de señoras y señoritas vestidas con mantilla y teja negra española.

El Lunes Santo, durante la procesión del Cristo de la Caída, se producen dos momentos clave de la Semana Santa villenense: los portadores de las imágenes salen de la Capilla del Asilo de Ancianos Desamparados cargando los pasos a escasos milímetros del suelo y posteriormente, al encontrarse el hijo con la madre, los balancean con un estilo único y sobrecogedor.

El Martes Santo es conocido por la procesión de la Hermandad del Santísimo Cristo de las Penas y la Cofradía de Nuestro Padre Jesús y por el Juramento de Silencio, así como el Miércoles Santo por la Procesión del Cristo de la Luz, imagen que la Hermandad decora con claveles rojos.

Por su parte, durante el Jueves Santo tendrá lugar El Lavatorio, seguido de la Procesión del Silencio a las 21.00 horas y la de Jesús Rescatado a las 00.00 horas, en la que prima la oscuridad de las calles, donde solo pueden verse candiles iluminados. El programa de procesiones continuará el Viernes Santo, y el Sábado Santo se producirá una curiosidad: la Cofradía del Calvario, que se fundó en 1976 y llegó a ser la más numerosa, no procesionó el año pasado por falta de cofrades y este año volverá a salir.

El Domingo de Resurrección y Pascua, último día de Festividad, tendrá lugar uno de los momentos más recordados de esta Semana Santa, cuando sean los propios vecinos quienes porten la imagen del Cristo Resucitado.

El buen tiempo que se espera acompañe a los cofrades estos días facilitará la visita a la ciudad, que además de un casco histórico precioso, cuenta con un Castillo de la Atalaya que merece la pena visitar y una gastronomía excelente. Sin duda, la Semana Santa puede ser la oportunidad perfecta para descubrir Villena y relajarse durante unos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
Para comprobar que no eres un robot escribe la palabra que aparece a continuación. Click sobre la imagen para escucharla.
Anti-spam image

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.