TripAdvisor  presenta un listado de lugares que invitan a los viajeros a descubrir los tesoros y naufragios del sur de Europa, bucear entre ballenas en México o sentir la atracción del mar Ártico en Groenlandia.

Cala Gonone, Cerdeña

En la costa este de Cerdeña, en el Golfo de Orosei, es una zona de buceo conocida por sus numerosas grutas y cavernas. Para los principiantes es recomendable la «Grotta dello Smeraldo» (Gruta de Esmeralda), mientras que los profesionales pueden explorar el largo sistema de cuevas de “Hades” de Cala Gonone. Sus aguas cristalinas y excelente visibilidad son las más óptimas condiciones para explorar la gran variedad de vida marina. Aquí es posible observar al pez limón, atún y al águila pescadora.

Kas, Turquía

Los fans del azul infinito apreciaran la costa de Licia: alrededor de 25 estaciones de salida están disponibles en Kas, desde naufragios hasta buceo nocturno, las posibilidades son infinitas. Los viajeros pueden disfrutar de abundante fauna marina, por ejemplo, mantarrayas, barracudas, morenas, caracoles, peces trompeta, meros, e incluso es común encontrar tortugas marinas. La visibilidad puede alcanzar los 40 metros de profundidad.

Islas de Hyères, Francia

La Costa Azul es popular entre los buzos debido a las suaves corrientes. Su meca es el Parque Nacional de Port-Cros en las Islas de Hyères. La reserva abarca la isla entera, rodeada de 1.800 acres de paraíso subacuático para nadar entre bosques de gorgonias, congrios y morenas.

La Paz, México 

El Mar de Cortés en Baja California es un reino de ballenas, mantarrayas, lobos marinos y grandes bancos de peces. Aquí durante todo el año se pueden observar ballenas azules, orcas, cachalotes, rorcuales comunes y ballenas piloto. Puede que los fans del tiburón ballena tengan la suerte de verlos en la Bahía de La Paz.

Isla de Lundy, Reino Unido 

Los ingleses hablan de su «pequeño Galápagos», que se encuentra a la entrada del canal de Bristol. Debido a la biodiversidad tanto sobre como bajo el agua, la isla en 1986 fue declarada la primera reserva marina de la naturaleza de Inglaterra. La mejor temporada de buceo en la Isla de Lundy es de mayo a septiembre, coincidiendo con la “temporada de tiburón”. Se pueden ver tiburones peregrinos, focas, grandes bosques de algas y barcos hundidos.

Sisimiut, Groenlandia 

Una experiencia inolvidable es bucear en el Círculo Polar Ártico, entre los icebergs y aguas heladas del Mar del Norte en el oeste de Groenlandia. A temperaturas bajo cero, los buzos más valientes pueden descubrir un mundo peces de colores. Entre densos bosques de algas hay, por ejemplo, diferentes estrellas de mar de colores, el pepino rojo de mar, y erizos de mar azules y negros.