La agencia australiana STA Travel envió a tres viajeros alrededor del mundo durante seis semanas. El resultado es un impresionante vídeo de un minuto con imágenes de 11 países diferentes.